Archivo | julio, 2010

Las Sociedades de Clasificación de Buques.

22 Jul

En el negocio marítimo y sector de la construcción naval, las Sociedades de Clasificación son organizaciones que agrupan un numero importante de profesionales, como inspectores de buques y de equipos marinos, Ingenieros y arquitectos navales, con el objetivo de promover tanto la seguridad de la vida humana en el mar, como la de los  la buques, así como también la protección del medio ambiente marino, asegurando elevados criterios técnicos para el proyecto, fabricación, construcción y mantenimiento de los buques mercantes y no mercantes.

La materialización de estos objetivos se logran mediante la ejecución de las siguientes tareas:

  • Desarrollo de  Reglas de Clasificación, las cuales constituyen la  confirmación de que el diseño de los buques cumple con dichas reglas.
  • Inspección de los buques durante el periodo de construcción.
  • Inspecciones periódicas para confirmar que los buques continúan cumpliendo dichas reglas.

Foto de: ABS Annual Review 2009

Las Reglas de Clasificación se diseñan para asegurar un nivel de estabilidad, seguridad e impacto ambiental entre otras cosas. Los Estados de abanderamiento requieren que los buques o estructuras marinas que naveguen bajo su bandera cumplan unos ciertos estándares; en la mayoría de los casos estos estándares se cumplen si el buque tiene el certificado de cumplimento de un miembro de la Asociación Internacional de Sociedades de Clasificación (IACS) u otra Sociedad de Clasificación aprobada.

Ciertas Sociedades de Clasificación pueden estar autorizadas para inspeccionar buques y otras estructuras marinas y emitir certificados en nombre del estado bajo cuya bandera estén registrados los buques. Las delegaciones más frecuentes están relacionadas con la medición del arqueo y las líneas de carga, los Convenios SOLAS y MARPOL y las normas de la OMI para el transporte de mercancías peligrosas.

Foto de : Surveyor Magazine from ABS, Summer 2010.

Por otra parte todo armador debe velar porque su buque este clasificado para poder asegurarlo. Dentro del sector marítimo, la clasificación es quizás el principal indicador de que un buque está debidamente construido y mantenido.

En la actualidad existen más de 50 SSCC que operan en todo el mundo, entre las mas importantes podemos identicar las siguientes:

Todas estas sociedades de clasificación se han desarrollado de forma independiente, por lo que no tienen los mismos reglamentos, lo que constituye un inconveniente. Adicionalmente a esto los diferentes gobiernos también establecen criterios técnicos para la construcción de los buques, especialmente a través de la OMI. Esa situación creo la necesidad de crear La Asociación Internacional de Sociedades de Clasificación (IACS), con sede en Londres y cuyos objetivos son la de conseguir progresivamente una mayor uniformidad entre las reglas desarrolladas por sus miembros y ademas la de definir un grupo representativo que pueda interactuar con otras organizaciones legisladoras, especialmente la OMI, que en 1969 le concedió el estatus consultivo. Sus 10 miembros copan alrededor del 90% del mercado mundial de clasificación y de inspecciones estatutarias.

El servicio que ofrecen hoy día las SSCC tiene dos aspectos fundamentales, desarrollar las reglas y ponerlas en vigor. En primer lugar, la actualización permanente de las reglas para reflejar los cambios en la tecnología marítima. Los procedimientos varían, pero la mayoría de las sociedades desarrollan sus reglas mediante el trabajo en comité interdisciplinarios. Este procedimiento tiene en cuenta las actividades de la OMI y las reglas unificadas de IACS.

Foto de: Surveyor Magazine from ABS, Summer 2010

La segunda etapa incluye la aplicación práctica de las reglas a la construcción y el transporte marítimo, que tiene tres fases:

  • Revisión de los planos para asegurar que los detalles mecánicos y estructurales se ajustan a las reglas.
  • Inspección durante la construcción, en las que se comprueba que se ejecutan los planos aprobados, se utilizan métodos de fabricación adecuados y se cumplan las reglas, incluyendo la comprobación de los materiales, equipos y accesorios.
  • Inspección periódica para mantener la clase. Se exige que los buques mercantes se sometan a un plan de inspecciones mientras están en servicio para comprobar su aceptabilidad para la clasificación. Los procedimientos de inspección para los buques existentes están, en general, consensuados por IACS para sus miembros y asociados.

Los plazos de inspección impuestos por las Sociedades de Clasificación miembros de IACS son:

  • Inspección especial de casco y maquinaria, cada 5 años;
  • Inspección en dique, cada 2 1/2 años.
  • Inspección anual de casco y maquinaria.
  • Inspección del eje de cola, cada 5 años.
  • Inspección de las calderas, cada 2 1/2 años.

 

Referencias bibliográficas:

1. Resolución OMI A.739(18) Directrices relativas a la autorización de las organizaciones que actúan en nombre de la Administración.

2. Resolución OMI A.789(19) Especificaciones relativas a las funciones de reconocimiento y certificación de las Organizaciones Reconocidas que actúan en nombre de la Administración.

3. ClassificationL Societies – What, Why and How? (IACS)

Anexo II MARPOL 73 / 78: La respuesta de la OMI a los retos ambientales actuales (III)

16 Jul

El Anexo II revisado del MARPOL entró en vigencia el 01 de Enero del 2007, junto con la versión enmendada del Código Internacional de Quimiqueros (Código CIQ). Con ello se abrió paso a una nueva era de la prevención de la contaminación por sustancias nocivas líquidas a granel (NLS), término por el que se designa a toda sustancia líquida a granel que no corresponda a la definición de hidrocarburo que figura en el Anexo I del Convenio, entre las que se incluyen los productos petroquímicos, solventes, ceras, aditivos de aceite lubricante, aceites vegetales y grasas animales.

El transporte de estos productos está reglamentado por los dos instrumentos internacionales referidos en el párrafo anterior, por el Anexo II del MARPOL el cual clasifica los productos por categorías de contaminación y establece los criterios para la descarga de los productos de cada categoría en el medio marino y por el Código CIQ que prescribe las normas de proyecto y construcción para los buques quimiqueros.

Buque Quimiquero

A principios de los años 90 La OMI emprendió una revisión completa de este Anexo, mientras que al mismo tiempo, en 1992 la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) adopto un programa para la armonización de la clasificación de riesgos y el etiquetado de los productos químicos, que condujo a la elaboración de un sistema globalmente armonizado de clasificación y notificación de riesgos en los ámbitos del transporte y de la protección del consumidor, el trabajador y el medio ambiente.

En la misma dirección el Grupo de expertos en los asuntos científicos   sobre la protección del medio ambiente marino de la ONU (GESAMP) emprendió una revisión de su procedimiento de evaluación de la peligrosidad para armonizarlo con el Sistema globalmente armonizado de clasificación y comunicación de riesgos (SGA) de las Naciones Unidas y acometió la reevaluación de los productos del Código CIQ para que todos tuvieran los mismos perfiles de peligrosidad de conformidad con el nuevo formato.

En ese sentido, era lógico que la revisión del Anexo II del MARPOL tuviera lugar conjuntamente con ese proceso de reevaluación y que todo nuevo sistema de categorización se basara en los criterios utilizados en el procedimiento revisado de evaluación de la peligrosidad.

Durante años, el grupo de científicos del GESAMP fue progresando gradualmente en la ingente tarea de reevaluar más de 800 productos de conformidad con el SGA y atribuyó perfiles de peligrosidad revisados a todos ellos, lo que permitió la clasificación con arreglo a nuevas categorías de contaminación y nuevos tipos de buques.

Tras la decisión de reducir el número de categorías de contaminación, que pasaron a ser tres en el sistema del Anexo II revisado, en el que se clasifican las sustancias por orden decreciente en cuanto a la gravedad del daño que se estima pueden causar al medio ambiente o a la salud humana y los recursos. En la categoría X se clasifican los productos que representan el mayor peligro para el medio marino, mientras que los productos que entrañan sólo un peligro menor entran en la categoría Z. Se comprobó que un pequeño número de los productos evaluados no representaban ningún peligro, por lo que se clasificaron como “otras sustancias”, que no son objeto de las disposiciones del anexo.

El transporte de productos químicos a granel también se aborda en el capítulo VII del SOLAS, Transporte de mercancías peligrosas, que junto con el Anexo II del MARPOL, prescribe que los buques tanque quimiqueros construidos después del 1 de julio de 1986 cumplan el Código CIQ, que establece las normas internacionales para el transporte marítimo sin riesgos de productos químicos líquidos peligrosos a granel, estableciendo las normas de proyecto y construcción de los buques destinados a dicho transporte, y el equipo que llevarán con miras a reducir al mínimo los riesgos para el buque, la tripulación de éste y el medio ambiente.

Ver tambien:

La respuesta de la OMI a los retos ambientales actuales (II)

La respuesta de la OMI a los retos ambientales actuales (I)

Enmiendas al Código de Formación, Titulación y Guardia de la Gente de Mar (STCW-95)

15 Jul

Entre el 21 y el 25 del pasado Junio 2010 se llevo a cabo la Conferencia Diplomática sobre el Convenio Internacional y el Código sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la gente de Mar (STCW).

La conferencia se llevo a cabo en la Ciudad de Manila, bajo los auspicios de la Organización Marítima Internacional (OMI) y esta constituye la primera revisión importante al convenio de formación desde 1995, cuando el convenio original de 1978 fue revisado en su totalidad.

Las enmiendas que se acordaron y que entraran en vigencia a partir del 01 de Enero del 2012 son:

1. Mejora de las medidas para prevenir el fraude relacionado con los certificados de competencia y fortalecer el proceso de evaluación monitoreando el cumplimiento de la Convención.

2. Revisión de las necesidades sobre las horas de trabajo y de descanso y los nuevos requisitos para la prevención de la drogadicción y el alcoholismo, así como también, la actualización de las normas de aptitud física para la gente de mar.

3. Establecimiento de los nuevos requisitos para poder certificarse como gente de mar.

4. Nuevos requisitos en materia de formación relativos a la incorporación de nuevas tecnologías como las cartas electrónicas y los sistemas de información (ECDIS).

5. Nuevos requisitos para la formación y concientización sobre el medio ambiente marino y la formación en liderazgo y trabajo en equipo.

6. Nueva formación y titulación para los oficiales técnicos electromecánicos.

7. Actualización de los requisitos de competencia para el personal que trabaja a bordo de todo tipo de Tanquero, incluidos los nuevos requerimientos para el personal que trabaja a bordo de buques tanque de gas licuado.

8. Los nuevos requisitos para la formación en asuntos de seguridad, así como las disposiciones para garantizar que los marinos estén debidamente capacitados para enfrentar esta situación cuando su barco sea atacado por piratas.

9. Introducción de modernas metodologías para la formación de la gente de mar, incluyendo la educación a distancia y el aprendizaje basado en la Web.

10. Nuevos lineamientos para la capacitación del personal que presta servicios a bordo de buques que faenen en aguas polares.

11. Nueva guía de capacitación para el personal que opera los sistemas de posicionamiento dinámico.

En las siguientes laminas se especifican las enmiendas para cada uno de los capítulos del código de formación:

A %d blogueros les gusta esto: