Archivo | 3:49 PM

DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA GENTE DE MAR DURANTE LA PANDEMIA DEL COVID-19

17 Ene

El pasado 11 y12 de Diciembre de 2020, fue celebrado el Foro multidisciplinario sobre Medicimna Maritima organizado por la SOCIEDAD VENEZOLANA DE MEDICINA MARÍTIMA, UNIVERSIDAD MARÍTIMA DEL CARIBE Y  EL INSTITUTO IBEROAMERICANO DE DERECHO MARÍTIMO-RAMA VENEZOLANA, cuya finalidad era la de realizar una actualización sobre  la Salud de Gente de Mar desde una perspectiva de evidencia clínica y de  Derecho Marítimo Internacional.

El programa estuvo desarrollado por distinguidos invitados locales e internacionales, quienes proporcionaron excelentes oportunidades para la discusión del tema de la Medicina Maritima en tiempos de pandemia.

Entre los invitados se contó con la participación del Contralmirante Luis Merida Galindo, Embajador Maritimo de Buena Voluntad de la Organizacion Maritima Internacional (OMI) para Venezuela, quien diserto sobre los Derechos fundamentales de la Gente de Mar durante la pandemia del COVID-19.

Contralmirante Luis Mérida Galindo, Embajador Maritimo de buena Voluntad de la Organizacion Maritima Internacional (OMI) para Venezuela, participando en Foro Multidisciplinario de Medicina Maritima, organizado por la Asociacion de Medicina Maritima, el Instituto Iberoamericano de Derecho Maritimo y la Universidad Maritima del Caribe.

El Contralmirante Luis Merida inicio sus palabras reconociendo la importante labor que ha venido realizando la gente de mar durante la pandemia.

“ La Gente de Mar han sido los heroes silenciosos y a la misma vez las victimas colaterales de esta grave crisis de carácter humanitaria, ya que las restricciones de viaje han dejado a cientos de miles de ellos varados en los barcos e igual cantidad  en tierra sin poder abordar los buques, situacion esta que tiene sus dimenciones en lo politico,en lo  economico y social, pero que hoy en este foro internacional, fijaremos nuestra atencion, en la salud de la Gente de Mar, sus implicaciones en la seguridad Maritima”

En tal sentido hare referencia a los esfuerzos que se vienen realizando en el seno de la OMI de manera conjunta con sus estados partes y otro grupo de Organizaciones intergubernamentales como la OIT, la OMS, OMA, ademas de ONGs tales como la Camara Naviera Internacional, la Federacion internacional del Transporte entre otras y el equipo de Gestion de crisis designado por el Secretario General de la OMI.

La fatiga a bordo siempre ha sido una de las grandes preocupaciones del sector del transporte maritimo mundial, las razones son muy obvias, esta constituye un peligro porque puede afectar a la capacidad de la gente de mar para desarrollar su trabajo a bordo de manera eficaz y segura, y de hecho, puede afectar a todas las personas independientemente de sus aptitudes, conocimientos y formacion.

De alli que ese problema en el sector naviero se ha abordado con un enfoque amplio y global, que reconoce no solo el proyecto y caracteristicas especificas del buque, sino tambien, las funciones y responsabilidades que desempeñan todas las partes interesadas en la mitigacion y gestion de la fatiga, cuyas mas importantes directrices estan debidamente establecidas en los instrumentos OMI como el STCW, el Codigo IGS y otros documentos como el CTM 2006  señalados en la diapositiva.

Ahora bien, los efectos perjudiciales de la fatiga se han visto potenciados ante la imposibilidad de poder realizar los cambios de tripulación, la falta de acceso a los servicios médicos y otro hecho que  ha venido ocurriendo, mas aun ante la presencia del COVID-19, como es el abandono de la gente de mar.

La OMI recibió  orientaciones provisionales para promover medidas de salud pública en respuesta a la COVID-19 en buques de carga y buques pesqueros, que la OMS ha preparado con las contribuciones de las siguientes organizaciones, las cuales ayudaron a elaborar el documento orientativo: OMI, OIT, ICS, IAPH, INTERTANKO, IMHA, ITF, y las Asociaciones de Armadores de la Comunidad Europea y algunas de esas medidas de salud publica serán las que revisaremos en esta presentación.

Las medidas no aplican a buques de pasaje, estos últimos operan en modo diferentes a los buques de carga y pesqueros, los cuales operan en un modo que implica largas travesías, mucho tiempo sin tocar puerto, sin servicio medico a bordo y severas limitaciones de comunicaciones con sus familiares.  

En tal sentido la OMS ha promovido medidas de salud publica específicamente para estos buques con la finalidad de establecer líneas de actuación en relación con:

  • Falta de medicos y bajo nivel de suministros y equipos medicos.
  • Falta de planes especificos de prevencion y atencion medica en materia de COVID-19.
  • Falta de acceso a medidas o equipos de proteccion personal y capacitacion para su utilizacion.
  • Falta de protocolos y directrices para la limpieza y desinfeccion a bordo.
  • Falta de estandarizacion de normas de salud publica a nivel global.

Las medidas sugieren la elaboracion de un Plan de Gestion de brotes del COVID-19 para las instalaciones portuarias y la consideracion de la Elaboracion de un Plan de Contingencia para gestion de casos y las actividades de limpieza, desinfeccion, comunicaciones y capacitacion de las tripulaciones por parte de los armadores, asi como la elaboracion de un cuestionario de control de embarque en los 14 dias previos al embarque, el cual deberia incluir:

  • ¿ha experimentado una fiebre superior a 38°C, se ha sentido afiebrado o ha padecido tos o dificultades respiratorias?
  • ¿ha tenido algún contacto con personas aquejadas por la COVID-19?
  • ¿ha pasado más de 15 minutos a un metro de alguien con COVID-19?
  • ¿ha cuidado de manera directa a alguna persona con COVID-19 sin llevar un equipo de protección personal adecuado?

Para la fase fase de a bordo, las medidas de la OMS tambien especifican lineas de actuacion para la realizacion de analisis de riesgos zonificando el buque y la adopcion de medidas preventivas de carácter general, medidas de higiene ambiental, procedimientos para gestionar los casos sospechosos de COVID-19 y sus contactos, la informacion relativa al acceso a las infraestructuras medicas contenidas en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005), asi como l;as obligaciones de los Armadores.

Cómo gestionar casos sospechosos de COVID-19 y sus contactos

Algunas navieras cuentan con planes de alto nivel para hacer frente a la COVID-19. La primera tarea a realizar es determinar si la situación es grave y requiere apoyo y asesoramiento médico inmediatos en tierra; o si cabe esperar hasta la siguiente escala prevista, pero con independencia de que el caso sea considerado de gravedad moderada, severa o crítica, el objetivo principal es mantener al paciente estable hasta que llegue ayuda médica adicional.

La rápida identificación de casos permite iniciar rápidamente el tratamiento de apoyo y efectuar un traslado rápido y seguro a un centro de salud en tierra dotado de la capacidad y los equipos médicos necesarios. Para acelerar las pruebas, el diagnóstico y la atención, se debe pedir asesoramiento al Servicio de Asistencia Marítima Telemédica (TMAS) o a otros servicios médicos en tierra. En la diapositiva se resumen los pasos a seguir para identificar y gestionar un caso sospechoso de COVID-19 a bordo.

En cuanto a las medidas de salud publica para las visitas en tierra la expedición de permisos  depende de varios factores, en particular de los requisitos del puerto visitado, el estado de salud de los miembros de la tripulación y la situación de la COVID-19 en los puertos visitados por el buque en los 14 días anteriores. Por consiguiente, cabe considerar la posibilidad de imponer restricciones temporales a los permisos de bajar a tierra , pero estas restricciones no se aplican si un miembro de la tripulación desembarca en el marco de un cambio de tripulación o para recibir atención médica.

Para atender y facilitar las dificultades presentades para la realizacion de los cambios de tripulacion, La OMI tambien promulgo “Marco recomendado de protocolos para garantizar la seguridad de los cambios y los viajes de las tripulaciones de los buques durante la pandemia de coronavirus (COVID-19)”, propuesto por un amplio grupo  de asociaciones mundiales del sector reconocidas como entidades consultivas por la Organización.

Estas recomendaciones se dirigen a las administraciones marítimas y, según proceda, en colaboración con los Gobiernos, a las autoridades nacionales pertinentes, incluidas, entre otras, las autoridades sanitarias, aduaneras, de inmigración, de control fronterizo, portuarias y de aviación civil. También se abordan las funciones de las compañías navieras (sus agentes y representantes, incluidas las agencias de contratación) y la gente de mar que emplean; así como en consulta con las autoridades pertinentes los puertos marítimos, aeropuertos y líneas aéreas que participan en el proceso de facilitación de los viajes para los cambios de tripulación de los buques.

Al margen de los factores estresantes específicamente relacionados con la COVID-19 que afectan en exclusiva a los marinos, hay otros factores estresantes comunes que también desempeñan un papel, como el miedo a contraer la enfermedad o a contagiarla a terceros, el miedo a morir o a sufrir la muerte de familiares, de alli que a falta de servicios de salud mental presenciales, se debe promover el uso de servicios de salud mental y apoyo psicosocial a distancia -por ejemplo líneas telefónicas de ayuda, vídeos o servicios de acceso digital, incluidos servicios de autoayuda-, así como mensajes que alerten sobre los riesgos de sufrir problemas de salud mental.

 El sector de buques de pesca que al igual que los buques dedicados a carga de mercancias se caracterizan por unas largas campañas de pesca y que se desempeñan en ambientes muy estrechos que facilitan el contagio, requieren una atencion muy especial, esta es quizas una de las profesiones mas peligrosas del mundo, existe una alta siniestralidad y se observa tambien mayor numero de casos de abandono y falta de cumplimiento de sus derechos fundamentales, es decir existe una mayor cantidad de agentes potenciadores de los afectos perjudiciales de la fatiga, de alli que para este tipo de embarcaciones se necesitad una mayor cantidad de cuidados y previsiones antes del zarpe, algunas de esas medidas las pueden ustedes observar en la diapositiva.

CONCLUSIONES

A pesar de los esfuerzos realizados la comunidad del transporte maritimo continua preocupada  por las graves dificultades que aun persisten para efectuar los cambios de tripulación y la repatriación de la gente de mar.

La COVID-19 ha reafirmado la extraordinaria, unica y esencial labor que desempeña la gente de mar para el transporte marítimo internacional y el mundo, la cual permite garantizar el transporte ininterrumpido de suministros médicos vitales, alimentos y otras necesidades básicas durante la pandemia de COVID-19.

La OMI, OIT y OMS de manera continua a lo largo de toda la pandemia han venido recordando a los Estados de abanderamiento y a los Estados rectores de puertos a que velaran por el bienestar de la gente de mar, en particular por que se protegieran sus derechos al salario, al permiso de tierra, a la licencia por enfermedad, al acceso a la atención médica, al suministro de alimentos y a la repatriación de acuerdo a lo que establece en la regla 2.5 del CTM 2006.

A %d blogueros les gusta esto: