Archivo | mayo, 2020

FORO DIA MUNDIAL SOBRE SALUD Y SEGURIDAD LABORAL EN EL CONTEXTO DE LA PANDEMIA COVID-19.

19 May

El pasado 28ABR2020 en  ocasión de celebrarse el “Día Mundial de la Salud y la Seguridad Laboral”, la revista Marítima y Portuaria y la empresa Joya Corp, organizaron un foro virtual, para reconocer la labor de la Gente de Mar y personal que trabaja en el sector portuario para garantizar la continuidad del comercio marítimo tan necesario en las actuales circunstancias que la pandemia COVID-19 le ha impuesto al mundo entero en todos los aspectos de la vida.

El evento conto con la participación de destacadas personalidades del sector marítimo, quienes disertaron sobre distintos temas, todos ellos en el contexto de la pandemia COVID-19 y además de una cantidad importantes  de participantes quienes pudieron interactuar con los conferencistas para satisfacer algunas de las inquietudes  que tenían sobre este tema, sin precedentes alguno al menos en los tiempos mas recientes.

Salud Gente de Mar en contexto COVID-19

El Contralmirante Luis Mérida Galindo, de reciente nombramiento como Embajador Marítimo de buena voluntad de la Organización Maritima Internacional (OMI), primer venezolano designado para el cumplimiento de este importante rol,  antes de su disertación sobre las orientaciones al sector marítimo mundial en el contexto de la pandemia COVID-19, dio a conocer a todos los participantes participantes en el foro, del programa de Embajadores Marítimos de la OMI, agencia de las Naciones Unidas (ONU), encargada de regular las actividades del transporte marítimo mundial, del alcance del programa y de manera muy especial del mandato otorgado a las personalidades que son designadas con tal distinción, como pueden observar en la siguiente grafica.

Programa Embajadores Marítimos OMI

Mensaje del Embajador Marítimo a los jóvenes profesionales y estudiantes

Las titulaciones del ámbito náutico y naval, así como las profesiones marítimas no solo son importantes y fundamentales para la operación y gestión de los barcos,  cada vez más tecnificados y complejos, sino que también lo son para los puertos. La sociedad del futuro necesitará nuevos y mejores modos de transporte marítimo, así como un mayor control de los mismos, lo que obligará a disponer de un conjunto de capacidades institucionales, económicas, administrativas y sociales propias que promueva y manipule las tecnologías náuticas y marítimas con un alto desarrollo tecnológico que posibilite el empleo óptimo de los barcos y el debido control del tráfico marítimo en nuestros puertos y ayudas a la navegación para la consecución de los grandes retos que tenemos por delante. Todo ello supone que las profesiones marítimas tienen en el mundo, un amplio horizonte de futuro que requerirá disponer de importantes recursos, tanto materiales como humanos. Los marinos mercantes, ingenieros navales, electrónicos y de sistemas, abogados maritimistas, deben formar parte de estos recursos humanos ya que han sido y deben ser profesionales dotados de una sólida formación básica y capacitación multidisciplinaria.

El Comercio Marítimo depende del transporte marítimo, el 90% del flujo comercial del mundo se transporta vía marítima y de la misma forma en transporte marítimo depende de las capacidades profesionales de la Gente de Mar, ese conjunto de hombres y mujeres, cercano a los 2 millones de personas, que tripulan los casi 100.000 barcos que navegan los mares y océanos del mundo, héroes anónimos o invisibles, porque muy pocas personas conocen de todas las actividades que ellos realizan en circunstancias a veces hostiles, porque el mar es así, hostil, en condiciones climatológicas cada día mas adversas y recurrentes como consecuencias del cambio climático.

Ya ustedes verán en las presentaciones que escucharan durante la ejecución de este foro, como paradójicamente una amenaza también invisible como el COVID-19 hace visible a eso héroes del mar y organizaciones internacionales como la OMI, la OIT, OMS, OMC, OMA, ICS y otras cuantas mas solicitan  a los diferentes gobiernos del mundo declaran a la Gente de Mar como “Trabajadores Claves”

Trabajo Maritimo y COVID-19

Temas tratados por el CA. Luis Mérida Galindo

La pandemia por coronavirus (COVID-19) ha generado una crisis mundial que ha repercutido en todos los aspectos de la vida y ha afectado de forma muy negativa el mundo del trabajo y el sector marítimo mundial no ha sido la excepción, en este ultimo también ha sido perturbado profundamente el funcionamiento de la industria naviera, afectado el trabajo que realizan la gente de mar y los buques que ellos tripulan y  transportan el 90% del intercambio comercial del mundo.

Las circunstancias actuales podrían hacer materialmente imposible el cumplimiento de algunas de las obligaciones establecidas en los convenios internacionales, entre ellos el CTM 2006 u otros como los Convenios OIT números 108 del año 1958 y 185 del año 2003 ambos relativos a los documentos de la Gente de Mar y previos al CTM 2006. Esas  circunstancias podrían constituir casos de fuerza mayor que pudiera excusar el incumplimiento de una obligación, pero que «no anulan ni dan por terminada la obligación.

Seguridad y salud de la Gente de Mar

 En el contexto del COVID-19 los Estados del pabellón deben velar y teniendo en cuenta la actual escasez mundial de algunos equipos médicos, por que toda la gente de mar que trabaje en buques que enarbolen su pabellón esté cubierta por medidas adecuadas para la protección de su salud, incluido el suministro de gel hidroalcohólico desinfectante de manos y equipos de protección personal y de que tenga un acceso rápido y adecuado a la atención médica mientras estén trabajando a bordo.

Los Estados del puerto deben asegurarse de que la gente de mar que esté a bordo de buques que se encuentren en su territorio y que necesite una atención médica inmediata tenga acceso a las instalaciones médicas del Miembro en tierra.

Ha generado muchas preocupaciones que en algunos lugares del mundo se haya denegado la entrada a puerto de algunos buques porque previamente habían hecho escala en puertos ubicados en zonas afectadas por el coronavirus, impidiendo a dichos buques obtener suministros esenciales. Por ello es muy importante que en todos los puertos sus respectivas autoridades hagan todo lo posible para facilitar el suministro de material médico esencial, combustible, agua, piezas de repuesto y provisiones a los buques. (Referencia, Guía medica Internacional de a bordo y las orientaciones proporcionadas por la Asociación Internacional de Medicina Marítima, la Cámara Naviera Internacional y la Organización Mundial de la Salud»)

Facilitación del tránsito y el reembarco de la gente de mar, así como de su repatriación

Tras las prohibiciones de viajar, los cierres de fronteras y las medidas de cuarentena, muchos marinos no pueden viajar hacia y desde sus buques. La industria marítima en general ha llamado su atención a la comunidad internacional  y a diferentes organismos para que se aseguren de que, en estas circunstancias sin precedentes, se velen por que la circulación de bienes esenciales, energía, alimentos, medicamentos y muchos otros productos no se vea interrumpida a causa de medidas que impidan los movimientos eficientes y en condiciones de seguridad del transporte marítimo y de la gente de mar a cargo de las operaciones:

 La OIT se hizo eco solicitando a los gobierno para «que velen por que, en estos momentos difíciles, la gente de mar goce de suficiente protección ante la pandemia de COVID-19, disponga de atención médica, y pueda viajar hacia y desde sus buques, según proceda, para seguir cumpliendo su función vital»(DG-OIT, «Dignidad y respeto» para la gente de mar durante la crisis del COVID-19)

También lo hizo la mesa del Comité tripartito, quienes abordaron la cuestión de los cambios de tripulación durante la pandemia de COVID-19 e indicó que: «La gente de mar debería ser considerada oficialmente como trabajadores esenciales y, como tales, estar exentos de toda restricción para viajar y disfrutar de una consideración especial, a fin de poder embarcar y desembarcar de los buques y regresar a sus casas sin impedimentos, respetando las buenas prácticas de control de infecciones», además, la mesa solicito a las autoridades nacionales que se deberían dar instrucciones claras a las autoridades portuarias y a las autoridades sanitarias locales para que los buques puedan continuar su actividad y se permita el desembarco y la repatriación rápidos de los miembros de sus tripulaciones», y finalmente destacaron, que resulta fundamental que los países proveedores de mano de obra faciliten el regreso al hogar de la gente de mar que haya concluido

El Comité Tripartito Especial establecido en virtud del Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006, en su versión enmendada (MLC, 2006) es el órgano tripartito que se estableció en virtud del artículo XIII del MLC, 2006, para hacer un seguimiento continuo de la aplicación de este Convenio. Los miembros de la Mesa del Comité son designados por el Consejo de Administración de la OIT por un período de tres años su contrato y permitan que la gente de mar salga de su país de origen para embarcar, tras someterse a un examen médico adecuado.

Por su parte la OMI hizo lo propio, cuando su Secretario General declaro:«En estos tiempos difíciles, la capacidad de los servicios de transporte marítimo y de la gente de mar para entregar productos de primera necesidad, incluidos los suministros médicos y los alimentos, será fundamental para responder a esta pandemia y, con el tiempo, superarla». (La OMI publicó recientemente una circular donde figuraba una lista preliminar de recomendaciones para los gobiernos y las autoridades nacionales pertinentes sobre la facilitación del comercio marítimo durante la pandemia de COVID-19)

Reducción de la dotación mínima

La prohibición de viajar, los cierres de fronteras y las medidas de cuarentena están perturbando los cambios de tripulación tal como les comente anteriormente. Como una alternativa de solución posible a las dificultades a las que se enfrentan los armadores para disponer del número requerido de gente de mar a bordo se ha planteado reducir los niveles mínimos de dotación y en tal sentido la OIT a través de sus órganos administrativos ha considerado que al reducir los niveles mínimos de dotación de personal solo se conseguirá aumentar mas la fatiga[1] de la gente de mar, poniendo así en peligro las condiciones de seguridad, eficiencia y protección de las operaciones de los buques.

Abandono de la gente de mar

Finalmente también considera la OIT que Las medidas adoptadas para contener la pandemia están creando dificultades adicionales en lo concerniente a la resolución de casos de abandono que se produjeron antes del brote del COVID-19. Es posible que, en un futuro próximo, las medidas adoptadas resulten en nuevos casos de abandono y recuerda que, incluso en el contexto de la crisis del COVID-19, tanto los Estados del pabellón, como los Estados del puerto y los Estados que suministran gente de mar siguen obligados a cumplir los requisitos relativos a la repatriación establecidos en la regla 2.5 del MLC, 2006.

Embajador B/V OMI / VenezuelaEmbajador B/V OMI/VenezuelaOrientaciones INEA al sector acuático sobre el COVID-19

A %d blogueros les gusta esto: